jueves, 6 de abril de 2017

Diario de a bordo 361


Creemos que Queen B-112 está averiada. Desde que aterrizamos en este planeta ha estado cometiendo errores. En primer lugar, ha estado usando mapas de la Tierra en vez de los de Theia. En segundo lugar se empeña en cambiar la fecha del ordenador central una y otra vez. Cada día pone una diferente. Por último, parece que ha perdido la señal de comunicación con el Observatorio Internacional de Calar Alto. Así que ahora tenemos graves problemas. Sin comunicación estamos perdidos y no tenemos instrucciones que seguir.

Para colmo de males, en las montañas, justo en las cavernas donde nace el río Yellow, hemos hecho un descubrimiento que ha cambiado todo el sentido de nuestra misión…

domingo, 19 de marzo de 2017

Diario de la Expedición del río Yellow


Durante dos semanas hemos explorado la cuenca del río, desde su desembocadura hasta su nacimiento.
El curso bajo del río Yellow tiene una anchura tremenda y está lleno de pequeños islotes formados por los materiales que el río ha ido arrastrando. Aquí hacen sus nidos los paquitockens, para que sus huevos estén protegidos del oleaje del mar.
Un poco más arriba, en su curso medio, el río Yellow es un poco más estrecho, aunque todavía muy ancho. Durante dos días desplegamos nuestras barcazas hinchables y navegamos contracorriente hacia el nacimiento del río. A esta altura, el río forma grandes meandros, lleva mucha agua que circula lentamente y en sus orillas vimos muchas plantas que remojan sus raíces en el río. Es curioso que no hayamos visto flores en ninguna de las plantas de Theia.
Finalmente, después de una semana de expedición, llegamos al curso alto del río Yellow, muy cerca de su nacimiento, entre varias montañas con sus cimas cubiertas de hielo. Aquí el río es peligroso y tuvimos que deshinchar nuestras barcas y explorar a pie su orilla. El agua es rápida y cae con gran fuerza formando cataratas y rápidos. Arriba, entre las rocas heladas, muchos torrentes de agua forman el nacimiento del río.